¿Creas objetivos con intención?

Mira que queda bonito decir que tienes objetivos “con intención”, con la posibilidad de saber qué quieres hacer en la vida, cuál es tu misión en ella…

Porque todos queremos ser importantes, valer para algo.

Y quien diga que no… miente.

Miente como un bellaco. (Lo siento, y puedes dejar de leer en cualquier momento jajajaja, pero también puedes expresar tu opinión, es un país libre 🙂 )

Sin embargo, a veces no somos capaces de establecer objetivos que nos hagan sentir lo suficientemente importantes.

Que digan al mundo: Holaaaaa, mírameeeee

Y acabamos comportándonos como un niño de 4 años cuando tiene un hermano pequeño. Hacemos cosas sin ton ni son (algunas, incluso malas) para llamar la atención.

Estás en un error.

A la gente se la sudas totalmente (bueno, igual a tu familia y amigos más cercanos no, pero a la gran mayoría sí), y al único al que estás jodiendo de verdad… es a ti.

Lo sé, soy una malhablada, pero no he vivido nunca en el país de la piruleta…

El verdadero por qué del objetivo

Nos gusta evolucionar.

La raza humana necesita superarse. Si no, todavía seríamos Hommo Sapiens… Nos gustan las comodidades, tenemos un raciocinio (aunque a veces desaparezca) que hace que elijamos según nuestros intereses.

Esa necesidad de vivir mejor, de aspirar a más… se llama ambición.

Pero la ambición está considerada como algo negativo. De hecho, la primera definición de la RAE es:

ambición

1. f. Deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama.

2. f. Cosa que se desea con vehemencia. Su mayor ambición es vivir en el campo.

Y, con la segunda, desbarata esa terminología negativa.

Yo soy ambiciosa.

Mi objetivo en la vida es disfrutar, vivir tranquila, reírme, tener salud y ser feliz. Las herramientas, los medios que yo use… pueden ser totalmente diferentes.

Entonces, ¿cómo crear el objetivo?

El año pasado me leí el libro “Mañanas milagrosas” de Hal Elrod. A diferencia de muchos, que dicen que se deben establecer 3 objetivos como máximo al año para poder cumplirlos, él centraba su actividad de mejor en más aspectos (si no recuerdo mal, son estos):

  • Familia y amigos
  • Salud
  • Ocio
  • Finanzas/trabajo
  • Crecimiento personal
  • Amor

Su método consiste en hacer un círculo con marcas de 1 a 10 en cada área, sombrear para visualizar las que mejor llevas… y las que deben mejorar.

Ejemplos: 

  • Hacer más comidas con la familia – reunirse más a menudo
  • Llevar una dieta equilibrada y/o hacer ejercicio
  • Darse más tiempo para uno mismo – actividades al aire libre, leer, un baño relajante, ir a tomar algo
  • Mejorar las finanzas personales, luchar por un aumento, mejorar tu forma de trabajar para ser más eficaz
  • Hacer un curso, ayudar a alguien, desarrollar una habilidad
  • Una sorpresa a tu pareja, a un familiar, a un amigo

No todo el mundo va a tener los mismos objetivos

Una persona que trabaja 20 horas semanales tiene distintos objetivos a una que trabaja 40, igual que no va a tener el mismo tiempo disponible para llevarlos a cabo.

Desde mi punto de vista, más que puntuar de 1 a 10 estos aspectos de tu vida, se pueden marcar los puntos fuertes del último año, o los últimos 6 meses, y lo que te gustaría mejorar de cada uno de ellos.

Y a partir de lo que más se ansia, lo que más apetece mejorar… lo eliges, para poder visualizar lo que quieres conseguir, los pasos que hay que dar para hacerlo, y llevarlos a cabo.

¿Qué herramientas usar para cumplir el objetivo?

[Frase herramientas]

Volvemos a la RAE

Utensilio

1. m. Objeto fabricado que se destina a un uso manual y doméstico. U. m. en pl. Utensilios de cocina, de afeitar.

2. m. Herramienta o instrumento de una actividad profesional. U. m. en pl. Utensilios agrícolas, quirúrgicos.

Perdonadme, la definición de herramienta no me gustaba para nada…

Para poder conseguir algo, solemos necesitar una serie de elementos para crearlo, darle forma, o simplemente amoldarlo a nuestras necesidades.

Esta herramienta depende del uso que necesite darse.

Por ejemplo, mi pareja está bastante enfadada con el mundo ahora mismo. Tiene un Nokia de 3,5 pulgadas, con emoción (no Chrome, la e de Internet 🙂 ), y capacidad para:

  • Whatsapp, donde si recibe más de 100, tiene que leerlos, salir y esperar a que le carguen el resto
  • Cámara (creo que no llega a 5 mpx)
  • Mensajes de texto
  • Llamadas
  • Alarma

Enrique no necesita nada más, porque no le gustan las redes sociales, odia hacerse fotos, detesta la tecnología… y le gusta un teléfono pequeño.

Llevamos un año buscando uno nuevo para que lo cambie. Todos son grandes, sin marco para la pantalla (lo que menos le interesa es preocuparse de que se le raje, dado que lleva con su indestructible Nokia 10 años).

Ahora, es una necesidad, porque Windows deja de dar soporte a Nokia, y todos los días, Whatsapp le recuerda que el 31/12 se acaba.

Dado que utiliza el móvil para el trabajo y para vida personal indistintamente, es una herramienta de la que no puede prescindir aunque quiera. Sin embargo, la quiere limitada.

Porque no forma parte de su objetivo principal.

Cuando hablamos de una herramienta para cumplir un objetivo, hablamos de algo que tenga fundamento, que sea necesaria y útil para la función que nosotros queremos.

Si mi objetivo es salir a correr, y no quiero ir descalza, la herramienta son los zapatos. Eso sí, como me ponga unos de 10cm de tacón de aguja… ¿Me será útil? Por mucho que me gusten, y me realcen, y me hagan sentir fabulosa… No.

No. No. Y mil veces no.

Una vez sabes qué quieres conseguir, necesitas saber qué necesitas para llevarlo a cabo. Por lo que, hasta que no resuelvas este punto… no puedes pasar al siguiente bloque.

El medio para cumplir el objetivo

En muchas ocasiones, confundimos herramienta con medio, porque nuestro primer pensamiento negativo, sobre todo en Finanzas, es: “Es que no tengo medios

medio, dia

11. m. Cosa que puede servir para un determinado fin.

14. m. Diligencia o acción conveniente para conseguir algo.

15. m. Espacio físico en que se desarrolla un fenómeno determinado.

16. m. Conjunto de circunstancias o condiciones exteriores a un ser vivo que influyen en su desarrollo y en sus actividades.

17. m. Conjunto de circunstancias culturales, económicas y sociales en que vive una persona o un grupo humano.


La lengua española es una de las más ricas en significados de palabras, pero cuando tomamos una como referencia, solemos olvidarnos de que hay más.

Por ejemplo, y en base al medio que quiero explicar yo: Puedes tener una lancha motora, que si estás en una pradera lo único que vas a conseguir es que se te enreden los hierbajos en la hélice y quemes el motor.

En este caso, cuando hablo de medio, hablo del cómo.

  • ¿Cómo lo voy a hacer?
  • ¿Cuántos pasos tengo que dar para lograrlo?
  • ¿Cuánto me va a costar cada paso? En dinero, tiempo, esfuerzo…
  • ¿Puedo hacerlo de más de una manera para ganar tiempo? ¿Con cuál voy a aprender más?

Siguiendo el ejemplo de la lancha motora, digamos que, si quiero navegar…

  • Tengo que saber llevarla
  • Posibilidad de cargarla en un remolque para poderla transportar
  • ¿Se puede llevar por un río profundo o solamente en el mar? ¿Necesito algún tipo de licencia/carnet?
  • ¿Qué carretera debo coger para poderla estrenar antes?
  • ¿Necesito a alguien que me ayude porque no tengo fuerza?
  • ¿Son necesarios los chalecos salvavidas o da igual porque sé nadar?

No tengo ni idea de lanchas motoras, ni de navegar, licencias, carnets ni nada por el estilo. Sólo ha sido un ejemplo demostrativo 🙂

Conclusión: se basa en Ley de la eficiencia

Estos tres pasos son más que necesarios para poder conseguir tus objetivos, cualquier objetivo. Porque:

  • Si no sabes lo que quieres, puede que nunca llegues a saber si lo has conseguido.
  • Para tener lo que necesitas, debes contar con las herramientas apropiadas, o ir cambiándolas conforme te acerques a tu meta.
  • Aunque todos los caminos lleven a Roma, algunos puede que sean sin salida o demasiado largos y acabes dando media vuelta…

Planifica el 90%, ejecuta el 10%

Verás, el bizcocho de yogur es una de las recetas que mejor me salen. Es fácil, se tarda muy poco en prepararlo todo, y es lo más agradecido que hay para desayunar porque dura como el primer día toda una semana.

Conozco a gente que lo ha hecho, y jamás le sale tan esponjoso como a mí. Con los mismos ingredientes, mismos tiempos.

Y lo único que cambia es algo tan absurdo que ni te lo plantearías… porque es el orden en que hecho los ingredientes.

Otros pierden el tiempo tamizando la harina, llevando las claras a punto de nieve… yo no. Yo soy muy trapera y voy echando una cosa tras otra, sin tamizar, luego ni me planteo pasar la batidora para que sea más fino y esponjoso… ¿Sabes por qué? 

Ejecución, ejecución, y ejecución.

Y esa ejecución tiene una planificación estratégica previamente pensada.

Por cierto, te recomiendo enormemente que estés atento, porque en breves tendrás la receta para un desayuno espectacular para toda la semana, ¿y lo mejor? ¡¡Los ingredientes y hacerlo cuesta menos de 5EUR!!

¿Y tú? ¿Cómo llevas a cabo tus proyectos personales?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ana Chacorrén .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.