Empiezan las cenas de empresa… Hablemos de protocolo

Como cada vez las cenas de empresa empiezan antes, porque los sitios de reserva están completos en diciembre… Espero llegar a tiempo 🙂

Nosotros siempre la tenemos el viernes antes de Nochebuena, pero porque siempre tenemos la reserva hecha con dos meses de antelación. Si es tu caso… vamos sobrados.

Qué es el protocolo

Cuando escuchamos la palabra protocolo, imaginamos a personas estiradas, casi con el monóculo en el ojo y acariciándose el bigotillo con las puntas hacia arriba.

Sin embargo, es un hecho cada vez más extendido y que debemos tener en cuenta.

La RAE lo define como:

3. m. Conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes.

Nos gusta poner normas y reglas, para que todos vayamos en la misma sintonía.

Que no se destaque demasiado, ni para bien ni para mal.

Pros del protocolo

Hay colegios donde el uniforme es la regla. Te obligan a ir vestido de una forma determinada, destruyendo la brecha entre unos y otros.

Por mi parte, que más de una vez me han señalado con el dedo, es algo bastante positivo.

Si no hay diferenciación con la vestimenta, es una forma de eliminar burlas y gestos de los compañeros.

En el trabajo ocurre lo mismo.

Está el dress code no escrito, incluso uniforman de una manera determinada:

  • Camareros con pantalón negro y camisa blanca.
  • Dependientes con ropa y calzado de la propia tienda.
  • Personas de almacén con sus botas de seguridad, guantes, y demás equipación.
  • Enfermeros con bata de un color, médicos con bata de otro color… 

No son provocadores, sino discretos. La idea no es llamar excesiva atención.

Contras del protocolo

Requieren una inversión por nuestra parte, ya que la empresa no siempre pone la ropa de su bolsillo.

Por ejemplo, en mi empresa tenemos todos camisa blanca, jersey de punto con cuello en pico en azul marino, un forro polar y un cortavientos, todo con nuestro logotipo bordado.

No obstante, al no ser un dress code estrictamente establecido, podemos (y debemos, si no queremos ir a trabajar siempre con la misma ropa) invertir en nuestra propia indumentaria, y es cosa nuestra el hacerlo de una forma u otra.

Eso sí, si te sales del estándar que decreta tu superior… seguramente te digan algo. Antes o después.

La cena de empresa

Es un evento amistoso que hacen las empresas para poder conectar entre compañeros de trabajo, fuera del ambiente de oficina.

No es otra cosa que un evento social.

Sin embargo, ¿harías lo mismo con compañeros de trabajo, o tu jefe, que con tus amigos de toda la vida? ¿Mantendrías las formas? ¿O te soltarías la melena?

Mmmm… yo, teniendo en cuenta que les tengo que ver la cara el resto del año, mantendría las formas. Aunque también te digo que yo hago eso porque tampoco es que me suelte la melena cuando salgo de fiesta, jajajaja.

Cómo ir vestido a una cena de empresa

Cada persona tiene su propio toque, su estilo… y su propio armario.

Aunque nunca tengas nada que ponerte.

Sin embargo, cualquier hombre tiene al menos una camisa y unos chinos o unos pantalones oscuros, y unos zapatos. Al igual que cualquier mujer tiene un vestido, un mono, o unos pantalones oscuros y una blusa mona.

Hace cosa de un par de años, una de las recepcionistas de la empresa me pidió que la acompañara a comprar ropa para la cena de empresa.

Era muy exuberante vistiendo, y le gustaba enseñar carne, y como era a la primera a la que iba a ir, prefería ir más discreta… O eso decía ella, porque cada vez que le enseñaba un modelo me decía que era muy soso, que necesitaba más color 😛

Estamos en invierno, y las prendas son muy monocromáticas, por lo que a no ser que quieras ir con cuadro escocés… vamos mal.

Hombre

La versión easy del protocolo, aunque cada vez van apareciendo más complementos.

La opción más formal incluye: traje oscuro, camisa, pajarita/corbata y tirantes. Pueden llevar pañuelo o no en el bolsillo, a juego con los calcetines. Zapatos oscuros, preferiblemente de piel no brillante.

Una opción más informal, donde hay mucho compañerismo y no dependen tanto de las etiquetas… van apareciendo distintas versiones, aunque en estas fechas… todos solemos arreglarnos más. Suelen aparecer combinaciones de vaqueros y camisa con americana, zapatos… vs la opción traje con deportivos casual, y camisa sin corbata.

La dinámica se centra en combinar elementos más formales con informales para quitarle hierro al asunto.

¿Qué es mejor?

Ante la duda, yo siempre voy a ser partidaria de mejor más que menos.

Mujer

La versión hard del protocolo, porque no pueden repetir conjuntos, y tienen una variedad bastante más amplia: pantalones, falda, vestido, mono, traje… por colores, estampados…

Para las mujeres no hay diferencia entre versión formal e informal.

Se trata de una cena de noche, pero no es una cena de gala. Para las cenas de gala están bien vistos los vestidos largos, pero no para una cena de noche estándar. Si quieres apostar por un vestido, elige un vestido de cocktail. 

¿Qué es un vestido de cocktail? Lo más característico es que el bajo del vestido está entre la rodilla y el tobillo. El escote… no es tan importante.

Una falda también será aceptada, en esas larguras, que puedes combinar con una blusa.

Un mono largo.

Todo, acompañado de unos bonitos zapatos. Si quieres tener unos zapatos para todo, puedes elegir un tacón midi, o medio, que vale tanto para diario como para ir más arreglada, o apuntar por los famosos stilettos y llevarte unas bailarinas para cuando los eventos principales hayan pasado y se centre más en la fiesta.

En cuanto a los colores… todo vale, siempre y cuando vaya bien conjuntado.

Horarios

La puntualidad es un aspecto importante, más aún cuando se trata de un evento de empresa. Después de todo, hablamos de compañeros de trabajo, y jefes, y no hay que hacerles esperar.

¿Cuándo marcharte?

Ni demasiado pronto, ni el cierrabares. Una vez se han ido los que tienen responsabilidades en casa, cualquier momento es un buen momento para ir a casa.

Si, por ejemplo, prefieres retirarte de los primeros, cuando se cambie del local de la cena y cóctel al bar, es el momento idóneo para hacer una bomba de humo.

Bebidas

Aunque no estamos en un anuncio de la DGT, es más que aconsejable que vigiles lo que bebes.

Absurdidades en las cenas de empresa las va a haber siempre, porque la gente tiende a desinhibirse un poco más de lo habitual. Sin embargo, una cosa es hacerlo cuando eres realmente consciente de lo que haces, frente a cuando se te ha ido de las manos.

Pasas mucho tiempo con esas personas, incluso tienes a gente a tu cargo dentro de ese grupo tan extenso. Y tiene que existir cierto respeto entre compañeros de trabajo.

¿Tienes pronto la cena de empresa? ¿Ya sabes qué modelito vas a ponerte? ¿Te has sentido incómodo alguna vez por cómo ha ido esa cena? ¿O después de ella?

¿Qué es lo que ha pasado?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ana Chacorrén .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.