Por qué es importante que te dediques 2 horas a la semana

Por un lado, todos queremos ser felices. Por otro, todos sabemos las cosas que nos hacen felices. Pero no las hacemos. ¿Por qué? Muy sencillo. Estamos demasiado ocupados. ¿Demasiado ocupados haciendo qué? Demasiado ocupados intentando ser felices

KELLY, Matthew

Hablar de planificación, de bloquear tiempo para poder hacer cosas… no tiene ningún sentido si acabas bloqueando todo el tiempo del mundo y no te dedicas ni un solo segundo a ti mismo.

Lo siento.

Organizar el tiempo implica sacrificio, pero no poner tu vida en ello.

En Japón tienen un término que lo define:

KAROSHI – Muerte por exceso de trabajo.

Vale, puede que no haya que ser tan extremista, tan melodramático… pero tampoco quiero que estés amargado y que sea porque tu vida está milimetrada.

Tu vida al milímetro

Ni soy la primera que ha contabilizado cada minuto de su día, ni seré la última.

De hecho, una amiga mía ha estado combinando:

  • Oposiciones
  • Estudiar para dichas oposiciones
  • Dos trabajos, por cuenta ajena y por cuenta propia

Un día, hace unos meses, me dijo: “Tengo que programar hasta cuándo me lavo el pelo. Si se me pasa, lo jodido es que me las veo putas para encontrarle otro hueco

Nadie. Repito. Nadie quiere eso en su vida.

Sin embargo, cuando quieres hacer mil tajos… acabas así.

Mi vida fue así. En 2010-2011.

Sé de lo que hablo.

Destruyes relaciones

En 2010 empecé un máster que combinaba con trabajo. Jornada laboral de 8 horas + 4 horas adicionales de clase todas las tardes.

Había que elegir: quedadas o trabajar+descansar.

Perdí amigos por ese motivo. Hay mucha gente que no entiende esos horarios, o que antepongas otras cosas a ellos.

Les quitas importancia. Y ellos quieren sentirse importantes

Las buenas relaciones duran, aunque pases un periodo de tiempo malo. Se adaptan, te dan el espacio que necesitas… Son comprensivos.

Sin embargo, destruyes muchas relaciones. Algunas es bueno que las destruyas, pero duele ver cómo luego te dan de lado.

Estrés

Hay dos tipos de estrés: Aistrés y Distrés.

Uno es bueno, porque te incita a estar en movimiento, en no quedarte quieto. Te motiva, te calienta la sangre hasta hacerla hervir.

El otro te agota mentalmente, porque no puedes dejar de pensar en él.

Tienes que saber poner tu propio NO en tus propios horarios para no sucumbir en el distrés.

Insomnio

Muy relacionado con el distrés.

Sientes que no puedes dormir, porque no estás siendo productivo. Y es que dormir no tiene sentido cuando te quedan cosas por hacer, aunque estés agotado.

El problema es que, si duermes, sueñas con lo que te inquieta, con lo que te queda pendiente.

Sintiéndote culpable.

Malcomes

Igual que el dormir, empiezas a destruir una de las funciones básicas de tu organismo

Como estás ocupado haciendo otras cosas, y aunque te suena el estómago, no pierdes tiempo con algo tan insignificante como cocinar, o comer tus dos platos.

Masticas sin saborear la comida, enguyéndola. Únicamente para no entrar en inanición. Da igual lo que comas, lo importante es lo demás.

No te cuidas.

Explotas

Si no lo hace tu cabeza, con ataques de ansiedad, cansancio extremo, equivocaciones… lo hace tu cuerpo.

Vómitos, diarreas, dolor de cabeza continuo, gases… 

El cuerpo busca vías de escape, formas de liberar ese sensación de desasosiego continuo. Los casos más extremos han llevado hasta parálisis en ciertas partes del cuerpo.

¿Es demasiado tarde para cambiarlo? ¿Cómo poder evitarlo?

Cuidándote.

Pero, ¿cómo? ¡Si no tengo tiempo de nada más!

El ejemplo más sencillo es el que hablábamos el otro día.

El hecho de tener 15-20 minutos por las mañanas, para nosotros mismos, es una buena forma de empezar.

Luego, hay que ampliarlo.

Dedicarse tiempo a uno mismo

La forma más rápida de generar y liberar adrenalina es el deporte.

Natación, bici, body pump, máquinas, correr (bueno, yo correr no)… Incluso flexiones, o abdominales, incluso yoga o pilates.

Cualquier ejercicio físico, mecánico, repetitivo, que pone tu cuerpo atenazado al límite de lo insospechable… Airea tu cabeza.

¿No te gusta el deporte?

Entonces da un paseo por la calle. Quédate sentado en un banco y mira a la gente pasar.

Coge papel y unas pinturas y haz un dibujo. O lo que es lo mismo, usa papel y boli y empieza a escribir todo lo que se te pase por la cabeza.

Yo he hecho de todo… Desde combinar Zumba con Body Pump hasta ponerme a hacer cruceta – no es coña

[FOTO ESPALDA VS. CUADRO PUNTO CRUZ]

O, simplemente, he cogido un sábado por la mañana y, mientras Enrique juega al fútbol, yo me he hecho:

  • Tratamiento en el pelo
  • Peeling
  • Mascarilla
  • Manicura
  • Pedicura
  • Exfoliación
  • Hidratación

Y sin salir de casa jajajajaja

Hay que saber el tiempo que tienes disponible, libre, para lo que sea.

De ese tiempo, cómo organizarlo para exprimirlo y bloquearlo

Sin olvidar el tiempo para ti.

Porque tú, ¿tienes tiempo libre? ¿Qué haces con él?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ana Chacorrén .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.