Los cuatro pilares para tu presupuesto de emergencia

Hacer un presupuesto puede parecer tedioso, o incluso puede que su propio nombre acabe prejuzgando lo que significa.

La RAE le da varias definiciones. En nuestra vida personal pondríamos:

4. m. Cantidad de dinero calculado para hacer frente a los gastos generales de la vida cotidiana, de un viaje, etc.

Sin embargo, desde mi punto de vista, esta es más importante:

1. m. Motivo, causa o pretexto con que se ejecuta algo.

Es decir, la verdadera función de un presupuesto es, precisamente, hacer cálculos por un motivo concreto.

¿Hay algo complicado en hacerlo? Después de todo, se trata de sumas y restas…

¿Qué nos echa para atrás entonces? ¿Por qué no lo hacemos todos con carácter recurrente? ¿Es que no se nos ha ocurrido y sólo lo hacen los iluminados?

No. La explicación es más sencilla… No queremos verlo.

Realmente, es que no queremos hacerlo. Analizar nuestra situación y ponerla sobre la mesa nos da miedo.

La parte más complicada del presupuesto

El sólo hecho de sentarse y añadir cuánto gastas cada mes, y dónde… te asusta. Ver la diferencia entre lo que crees que gastas y lo que verdad gastas es algo totalmente distinto.

El hecho de analizar, por ejemplo, cuánto has gastado en comida debería ser algo bueno, pero el hecho de coger todos los tickets del supermercado y ver en qué tipo de comida te lo has gastado, o cuántas veces has ido a comer a un restaurante… Es algo diferente, sobretodo ante un apuro económico.

Y lo mismo pasa con las compras de ropa, el gimnasio, las distintas facturas que sabes que no son necesarias pero que te gusta tenerlas, como Netflix, una suscripción a Amazon Prime para que te envíen las cosas más rápido (y, teniéndola, sientes una tentación insana a seguir comprando por esa vía), las salidas al cine, a echar una cerveza…

Hacerlo sin pararse a pensar nos da pequeñas satisfacciones, pero si luego la cosa se tuerce, la realidad puede golpearnos con fuerza. Y empieza el arrepentimiento.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

La paralización del mundo ha disminuido el consumo, pero tampoco tanto. Porque las compras por Internet se han incrementado cosa mala. De hecho, han crecido como la espuma. El sábado vi yo a un transportista parar en 6 bloques de mi calle, y no sólo llevaba un paquete para repartir por bloque.

Por este motivo, sin un presupuesto, es prácticamente imposible que puedas analizar tu capacidad de ahorro, es muy complicado poder ver más allá de tu ahora, de cómo llegar a construir lo que realmente quieres para tu vida.

Es muy difícil decir basta a gastos innecesarios y establecer tu plan para conseguir lo que realmente es importante para ti.

Ahora, más que nunca, es el mejor momento de hacerlo.

Principalmente, porque hay que prevenir los posibles obstáculos a los que nos enfrentaremos los próximos meses, porque ahora tenemos tiempo… Y porque es la única manera en la que, si tienes un apuro económico, si estás jodido… Vas a poder salir de ese agujero en el que te has metido tú sólo, o al que te han empujado.

Y lo único que necesitas son 20 minutos al día para llevarlo a cabo. Como máximo.

Protege tus ingresos

En caso de tenerlos, claro. Si no es el caso, hay que mirar otras maneras… Y vamos a hablar de ellas.

Trabajador por cuenta ajena

Si estás en situación de ERTE, o si te están pagando por hacer teletrabajo… Empéñate en ser el mejor. Haz un trabajo de matrícula.

En caso de haber leído la estupenda noticia en la que indican que va a haber retraso con los pagos de los ERTE… Y tienes algún pago que realizar, puedes valorar distintas opciones:

  • Hipoteca – la mayoría de los bancos empiezan a negociar moratoria de capital, lo que implica que únicamente pagas los intereses del préstamo, pero no amortizas deuda. Consulta en qué medida puedes acogerte, y calcula cómo puede aliviar o no tu situación actual.
  • Anticipo de nómina – la mayor parte de las entidades bancarias tienen la opción de solicitar un anticipo de nómina. Suele ser un microcrédito, para devolver en un máximo de un mes. Consulta qué intereses tendría, si se puede cancelar antes, si puede ser parcial o total… Y para qué lo vas a utilizar
  • Tarjeta de crédito como fondo de emergencia – esta opción, al igual que el anticipo de nómina, puede ser peligrosa si se utiliza continuamente. Sin embargo, en épocas de necesidad puede ser muy aconsejable. Una tarjeta de crédito no sólo te permite pagar a mes vencido en uno o varios pagos, sino que tiene una opción de traspaso de fondos de tarjeta a la cuenta.

    Si tienes dudas o necesitas ampliar información sobre estas medidas, o medidas alternativas… No dudes en contactar conmigo. Hay mil opciones, pero hay que elegir la más óptima

    Informamos que este contenido no va a ser publicado en comentarios, va directamente a nuestro correo interno, pero no está registrándose a ningún boletín de publicidad de Imperfectos. Simplemente se utiliza para entablar una conversación y ver cuáles son sus necesidades reales.

    Información básica sobre protección de datos: Responsable: Ana Chacorrén. // Finalidad: Saber tu opinión. // Legitimación: Consentimiento para entablar conversación. // Destinatarios: Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm) // Derechos: Acceder, rectificar y suprimir tus datos personales. // Información Adicional: Puede consultar la información detallada en Aviso Legal .


    Trabajador por cuenta propia

    Si, por el contrario, tienes tu propio negocio, este es el momento de hacer una lluvia de ideas sobre cómo puedes seguir trabajando, aunque sea de forma telemática. ¿No dicen que los trabajadores por cuenta propia no dejan de trabajar nunca? En ese caso, vamos a adaptarnos a nuestra nueva realidad lo más rápido posible. Vamos a ser camaleónicos.

    Reduce tu presupuesto base

    Siempre se habla de ajustes o restricciones. Yo lo considero priorizaciones. Anteponemos una necesidad antes que otra. Si, por ejemplo, tienes hambre y sueño, ¿qué prefieres? ¿Comer o dormir? ¡Porque yo prefiero mil veces comer antes que dormir! 

    Pues con el dinero ocurre exactamente lo mismo.

    El hecho de no poder salir de casa nos ayuda, porque dejamos de echarnos la cervecita rica después de trabajar, las cenas y comidas los fines de semana, las escapaditas, las salidas al cine, pasear por las tiendas y centros comerciales…

    En principio, lo único que hacemos son compras de supervivencia – la comida.

    Sin embargo, está el doble rasero. El exceso de tiempo libre (y el aburrimiento) nos permite investigar por Internet, comparar productos, pensar en cosas que podemos hacer en casa con manualidades, bricolaje… entre las mil opciones que hay en las redes pero que, de normal, las obviamos porque no tenemos suficiente tiempo.

    Y lo jodido es que podemos comprar a golpe de clic.

    Ok, ahí tenemos un problema.

    Cada vez que pienses en estas compras, que de normal no harías… busca, al menos, cinco motivos (que no sean el aburrimiento) para seguir adelante con ella.

    ¡¡Y te lo dice alguien que se ha comprado una crepera teniendo sartenes!!

    Busca nuevas formas de ganar dinero

    A ver, lo cierto es que somos más que conscientes de que vamos a pasar unos cuantos días más en casa… Yo me pregunto, ¿por qué no aprovechar ese tiempo para desarrollar habilidades que te permitan ganar más dinero? ¿O incluso trabajar en este momento a través de plataformas web?

    Si estás en situación de ERTE y no sabes a ciencia cierta cómo va a evolucionar tu posición en este momento, empieza a mirar qué es lo que piden en otras empresas para personas con tu perfil, analiza cuáles son tus carencias, y qué es lo que tienes que mejorar para que te elijan a ti y no a otro. 

    No esperes a estar en el paro, sé un superviviente.

    También puedes acceder a la plataforma Fiverr, o a Jobs, e intercambiar tus servicios por dinero. Sube tu perfil, busca lo que otros solicitan, y ofrécete. Que te elijan a ti en vez de a otro.

    Si trabajas por cuenta propia, es el mejor momento para empezar un negocio digital que apoye tu negocio presencial.

    • En caso de tener una tienda, bastaría con poder poner una tienda online y contratar un servicio de paquetería para que lo puedan llevar al domicilio. Amplías mercado, porque ya no sólo vendes en tu ciudad. Lo único que hay que tener en este aspecto… Es una buena y coherente política de devolución (porque no se lo pueden probar directamente)
    • Si por ejemplo, tienes un bar, puedes hacer lo mismo, o incluso crear tu propio libro de recetas o un menú semanal con tus recetas para venderlo a través de Internet por un precio insignificante de 5 EUR. 
      • Das a conocer tu restaurante a toda España, incluso a todo el mundo
      • Muestras que tus comidas son sanas y saludables para que la gente quiera ir a tu restaurante
      • Sigues generando ingresos vendiendo menús todas las semanas, a un público mucho más amplio que lo que podría ser la gente que va de tu ciudad al restaurante. Una plataforma paypal a través de un anuncio en Instagram cuesta muy poquito dinero.

    Utiliza tu tiempo para poner al día tus finanzas

    Muy relacionado con la opción de reducir el presupuesto base.

    Ahora que hay tiempo, analiza dónde gastas y por qué lo haces normalmente. Si es bueno o no, tanto para tu salud como para tu bolsillo. Si son necesarias o no lo son.

    Si estás pensando en cómo vas a hacerlo estando en una situación inusual, a primeros de año proponía ver lo que en economía se llama análisis retrospectivo, o lo que es lo mismo, ver lo que hemos hecho antes, para ver qué se puede modificar de cara al futuro.

    Sigue esas pautas, porque vivir bajo un techo cuesta mucho esfuerzo, y es hora de molestarse en que esté totalmente bajo control.

    ¿Te gustaría ampliar información de cómo hacerlo? ¿Te ha quedado alguna duda? Márcala en los comentarios, o contacta directamente conmigo 🙂

    .

    Deja un comentario

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable Ana Chacorrén.
    • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad