Cómo superar la cuesta de Enero

Persona mira al horizonte decidiendo sobre su futuro, porque tiene un nuevo año por delante y no va a rendirse ante La cuesta de Enero

Ha empezado la semana, el mes, ¡y el año!

Para algunos, empezar el año es la nueva oportunidad de conseguir los objetivos que se han planteado estas fiestas. Para la gran mayoría, empezar el año es más básico. Consiste en seguir con nuestra vida, volver a la rutina.

Y la rutina… implica pagar los recibos, las facturas, y hacer equilibrios con nuestro dinero.

Porque no nos ha tocado el niño, Papá Noel no nos ha dejado dinero debajo del árbol (o, como se hace en mi casa, en el balcón, que en invierno hace demasiado frío como para dejarles una ventana abierta)… Y aunque quedan los Reyes Magos y hemos sido buenos… No hemos pedido dinero.

¿Qué nos han dejado? ¿Qué vamos a tener de regalo?

Lamentablemente, nos han dejado la cartera sin un duro.

Se ha esfumado en comidas y cenas navideñas, regalos para todos, decoración, viajes para ver a la familia, o pequeñas escapadas a la nieve, Nochevieja…

La frase “Pero si yo tenía… y ahora…” en la boca de todos. Y sólo queda suspirar.

¿Cómo plantearnos organizar todo un año, si no sabemos si vamos a poder cuadrar este mes?

Aunque, espera… ¡La extra!

Sí, con la paga extraordinaria vamos a superar la cuesta de Enero. No se nos va a hacer tan cuesta arriba.

Y una sonrisa asoma en la comisura de nuestros labios, porque por un momento, habíamos hecho un castillo de un grano de arena…

Eso sí, mejor no decirlo muy alto. Mejor guardarlo como si fuera un secreto, porque…

¡Las rebajas lo saben!

Sí, me temo que si Pinzón está a ojo avizor, las tiendas no son menos. A veces, incluso me he preguntado si trabajan juntos…

¿Cómo es posible que, después de estas fechas, en las que hay tanto consumo, nos inciten a gastar todavía más?

¿No hemos tenido los suficientes regalos?

¿Es que no han acertado con ellos y por eso necesitamos más?

¿Acaso no nos han cubierto con suficientes cosas?

O, ¿es que queremos darnos un capricho… porque no nos hemos dado ninguno en días pasados?

Tanto tú, como yo, sabemos la respuesta a esas preguntas…

Por eso, para poder superar la famosa cuesta de Enero, y no arrastrarla el resto del año…

Tenemos que saber planificarnos.

Qué. Cuándo. Cómo. Dónde. Por qué.

Las cinco preguntas que aprendíamos en el colegio y recitábamos de memoria hasta aprendérnoslas, sin mirar siquiera el significado de esas palabras.

Sin embargo, las tornas han cambiado, y ya va siendo hora que nos fijemos en las respuestas a preguntas bien formuladas.

¿Qué es lo que necesito ahora?

¿Cuándo voy a necesitar lo demás?

¿Cómo lo voy a usar?

¿Dónde lo voy a emplear?

¿Por qué voy a gastarme mi dinero?

Porque si gastamos por gastar, sin saber para qué lo vamos a utilizar… Espero que no te pase como a mí, pero yo (casi siempre) acabo usando una parte de mis compras en… absolutamente nada.

Por eso mismo, tomé una iniciativa hace unos años…

Sin presupuesto base, en Enero no hay rebajas.

Para poder superar la cuesta de Enero, ver cómo va a evolucionar el año en lo más básico, y que la carrera no acabe siendo un sprint final (como siempre) para poder cumplir mis objetivos anuales… La máxima prioridad siempre va a ser la misma.

Saber cuánto me puedo gastar.

Sin.Sentirme.Culpable.

Porque la mayoría de las cosas en las que gastamos dinero, son caprichos. No es algo necesario como respirar, beber agua, etc… No.

Y uno de los ejemplos más claros que se me ocurren es, sin lugar a dudas, comer fuera o comer en casa. Un plato de pasta en un restaurante puede costar entre 6 y 15 EUR. Un kilo de pasta cuesta máximo 2 EUR.

¿Necesitas comer? Sí, es algo necesario.

¿Es obligatorio que lo hagas fuera? No, es tu decisión, tu capricho.

Superar la cuesta de Enero, o los meses en los que gastamos más… y que acaban haciendo que el siguiente vaya cuesta arriba… no implica que tengas que quedarte en casa como una seta, no hagas ningún plan, y te encierres como Bruce Wayne (Batman) sin querer ver a nadie.

No hay que eliminar las vacaciones.

¡¿Cómo vamos a suprimir lo divertido de la vida?!

Sin embargo, tenemos que tener un poco de cabeza.

Tanto tú, como yo, nos sabemos el cuento de “La cigarra y la hormiga

No queremos ser sólo hormigas, pero no podemos ser sólo cigarras.

Por este motivo, y a primeros de año, siempre me siento un par de horas para:

  • Ver cómo va a ser el próximo año (si tengo bodas, bautizos, comuniones…)
  • Comprobar los gastos fijos
  • Analizar qué tengo, qué necesito, y por qué.

Te reto a que hagas lo mismo

Quiero retarte a que te pares a sentar un minuto.

¿Acabas el mes canino? ¿Hay diferencia entre distintos meses? ¿Esos meses son: Diciembre, Enero, Abril y los meses de verano? ¿Sabes cuál es tu estructura de gasto?

O mejor aún, ¿cómo superas tú la cuesta de Enero?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ana Chacorrén .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.